viernes, 27 de enero de 2017

Hilos tensores

Hilos tensores en Clínica San Clemente de Zaragoza

¿Qué son los hilos tensores?

El tratamiento con hilos tensores se viene aplicando desde hace años en el ámbito de la medicina estética. Sin embargo, los avances e investigación en este campo han dado como resultado una nueva generación de hilos tensores, los llamados hilos coreanos.
Estos productos se fabrican a base de polidioxanona (PDO), una sustancia que es compatible con el cuerpo y perfectamente reabsorbible. No provoca alergias y, por ello y otras características, es ampliamente utilizada en operaciones quirúrgicas de corazón, así como para la optimización de las suturas.

¿En qué consiste el tratamiento?

Al igual que otros de los muchos tratamientos que se proponen en la Clínica San Clemente, no es invasivo ni produce dolor.
Los resultados son rápidos y visibles desde el primer momento.

El procedimiento consiste en el estiramiento o tensado de la piel a través de la implantación de hilos mediante una aguja guía.
Una de las ventajas de este procedimiento es que no necesita convalecencias ni extensos reposos una vez se ha procedido a su aplicación.
Tampoco es preciso un internamiento hospitalario, ni tampoco anestesia general, utilizándose frecuentemente anestesia local mediante una pomada específica.

El tratamiento con hilos tensores no es otra forma de lifting, suele ser utilizado para posponer las intervenciones en quirófano o con el fin de mejorar o complementar los efectos del lifting.

Una de las características más sorprendentes de esta técnica es que sus resultados son inmediatos, lográndose un fortalecimiento y reafirmación de la piel.

Se conseguirá un aspecto natural y rejuvenecido.
Los resultados finales se podrán apreciar aproximadamente al mes y medio de la aplicación del tratamiento, con la formación del colágeno, que reforzará aún más los resultados del tratamiento.

Para la implantación de hilos tensores se utilizan los productos más avanzados, que proporcionan un restablecimiento paulatino del colágeno, inmediatez en el efecto lifting, rapidez en el tratamiento (30 minutos aproximadamente), ausencia de incisiones
Utilizamos productos reabsorbibles y que no causan alternaciones ni alergias.

El tratamiento con hilos tensores se usa para corregir la flaccidez de cuello, pómulos, mandíbula, cejas y otras zonas faciales. Con la metodología aplicada, se consigue que el efecto se prolongue hasta los 18 meses.
Safe Creative #1701310261042

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información