Tratamientos de bótox en Zaragoza

Botox Zaragoza

¿Qué es el bótox?

El tratamiento con bótox para el rejuvenecimiento facial es uno de los más populares en medicina estética desde hace años gracias a sus fantásticos resultados.

Algunos tratamientos médicos, de cirugía y medicina estética pueden beneficiarse de las toxinas producidas por ciertas bacterias, siempre desde un estricto control médico que garantice la seguridad y efectividad de su uso. Uno de los casos en los que estos avances nos pueden beneficiar es el de la toxina botulínica del tipo A, denominada frecuentemente como bótox.

Se trata de una neurotoxina que se ha venido aplicando en el ámbito médico desde los años 70. En aquella época no se utilizaba para correcciones faciales o para la realización de tratamientos estéticos, pero sí para tratar afecciones como el estrabismo. Sus aplicaciones fueron ampliándose con el paso del tiempo, llegando también al ámbito de la medicina estética.

Una de las cualidades del bótox es que es capaz de detener o paralizar los músculos. Esta cualidad especial, debidamente controlada, puede resultar muy eficaz para los tratamientos estéticos y/o médicos.

El bótox es particularmente conocido por su uso en la estética, resultando uno de los productos más reconocidos en este sentido. A pesar de que nos estemos refiriendo a una toxina (que provoca botulismo) se utiliza en dosis adecuadas y bajo parámetros controlados que no provocarán ningún daño a los pacientes.


¿En qué consiste el tratamiento?

Se trata de la infiltración, a través de una aguja extrafina, de la mencionada toxina en el músculo perteneciente al área que se desea tratar. De esta manera, se propicia su relajación y se inhibe el movimiento muscular. Es por ello que su utilidad en estética esté sobre todo enfocada a la corrección de las arrugas de expresión, o sea, los pliegues que se presentan en la frente, en las comisuras de los labios, contorno de ojos o ceño.


Ventajas del bótox

Son muchos los beneficios que pueden obtener los pacientes que se sometan a este tratamiento.

En cuanto a las más interesantes ventajas del bótox, hay que indicar que no se precisa cirugía. Además es un tratamiento que puede darse a lo largo de todo el año, en cualquier época.

Otra de sus ventajas es la inmediatez de sus efectos, bien visibles, efectos que son notorios a lo largo de varios meses, entre cinco y seis dependiendo de varios factores.

En cuanto a las contraindicaciones, hay que indicar que apenas existen. También es interesante porque no produce apenas dolor, un factor que hace que algunas personas rechacen tratamientos estéticos.

Por otro lado, los efectos adversos se presentan raramente y son leves.


Aplicaciones del bótox

Es de gran importancia que los tratamientos con la toxina botulínica sean llevados a cabo exclusivamente por profesionales, especialistas que conocen todas las características del producto así como la personalización que es necesaria dependiendo del paciente.

En el caso de que no se aplique correctamente, puede dar como resultado resultados no deseados, como expresiones que no se desean u otros defectos.

Como hemos indicado, la toxina botulínica tiene otros muchos usos en la medicina. Se utiliza para el tratamiento de la hiperhidrosis (sudoración excesiva). También es utilizada para controlar el blefaroespasmo: movimientos y contracciones no voluntarias de la musculatura ocular, así como para la corrección o supresión de espasmos o distonías.

Por otra parte, las personas parapléjicas con problemas de incontinencia urinaria, también se benefician hoy en día de los tratamientos con toxina botulínica.


Tratamientos con toxina botulínica en Zaragoza

¿Estás interesado/a en realizarte un tratamiento de medicina estética con bótox? En Clínica San Clemente, nuestros expertos en medicina estética en Zaragoza te asesorarán y realizarán un analísis de tu rostro para ofrecerte el tratamiento más adecuado que te ayudará a reducir tus arrugas y líneas de expresión. Contacta con nosotros y pide presupuesto sin compromiso.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE